No fue mi culpa: México